miércoles, 31 de diciembre de 2008

noty Web 31 de diciembre

EL RALLY DAKAR SE COBRA
LA PRIMERA VÍCTIMA:
EL MEDIO AMBIENTE


Vení a manifestarte a favor de la Vida
Viernes 2 de enero 17h
Plaza de la República (Obelisco) Buenos Aires
En el lanzamiento del rally Dakar 09 trabajaremos:
Por nuestros glaciares y nuestras montañas
No a la megaminería saqueante , secante y contaminante
Por la recuperación de la ley de protección a los glaciares

Conciencia solidaria, Ong Interprovincial

www.concienciasolidaria.com.ar
http://concienciasolidariaonginterprovincial.blogspot.com/
Miembro activo de Uac
29 de diciembre del 2008
El Dakar y la Huella Ecológica
Leí una explicación interesante que definía qué es la Huella Ecológica en relación al Territorio: la superficie necesaria para producir lo que una persona consume en un año más la superficie necesaria para depositar los residuos que genera. A medida que pasó el tiempo se fue complejizando el cálculo de la Huella Ecológica e incluye a otras variables que hacen más preciso el resultado. Los autores afirman que el objetivo fundamental de calcular la Huella Ecológica consiste en evaluar el impacto sobre el planeta de un determinado modo o forma de vida y comparado con la biocapacidad del planeta. Podemos darnos una idea de la "capacidad de carga" de nuestro mundo.

Así vemos que hay países que necesitan cuatro o cinco veces su territorio para producir lo que consume su población.

¿Dónde consiguen el territorio que necesitan? No es casualidad que nuestro país esté uniformado de verde con la soja, que posea extensas plantaciones de árboles para producción de papel para el primer mundo. Ni es casualidad que la Cordillera se esté agujereando como un queso con la minería a cielo abierto.

Así es que actualmente se planean represas para alimentar a las minas y se generan desplazados ambientales en toda Latinoamérica. Desplazados por los hidronegocios, por los agronegocios, por los negocios mineros.

También ellos en el Norte necesitan el espacio, la superficie, para depositar los desechos, porque se ha convertido la basura en un problema de Territorio. Ya seguramente estarán los barcos con residuos merodeando países débiles con funcionarios necesitados.

En una ciudad pequeña como lo es Bariloche, en la Patagonia, colapsó el basural a cielo abierto y la ciudad no dispone de Territorio para depositar sus residuos. Incluso ha ocurrido un entredicho con un pueblo vecino ante la intención de llevarles el vertedero.

El Mercado es quien dispone de nuestro Territorio.

Ahora el Mercado, o sea las petroleras, o sea las automotrices necesitan un escenario para su Desafío. Para ver quién la tiene más larga. La resistencia digo. Y se fijan en el Territorio argentino y chileno para desarrollar el París-Dakar.

¿Y qué hacemos nosotros? Nos bajamos los alambrados.

Para que pasen con sus poderosos vehículos alimentados a base de petróleo a campo traviesa. 700 vehículos (230 motos, 165 coches, 70 camiones y 230 vehículos de asistencia). Nunca pensé que la reforma agraria llegaría con el París Dakar.

¿Es preciso referir a los técnicos para que nos digan los daños que provocaría este evento? ¿o cualquier paisano puede evaluar el impacto de tamaña estampida metálica?

¿Porqué no cuestionar sus fundamentos y funcionamiento?

Es necesario sí, en momentos de debate, invitar al escenario a las visiones más diversas. Recordemos la pregunta que planteó el ambientalista Jean Pierre Leroy en su análisis sobre Justicia Ambiental: ¿Territorio del Capital o territorio de los Pueblos?

"Bajo el concepto de Justicia ambiental, pueblos y poblaciones vistos como sobrevivencia del pasado se tornan agentes de futuro. El Territorio, con ellos, reencuentra su pleno sentido."

Los habitantes originarios de este Territorio en cuestión acaban de expresarse dándole sentido a esta interpelación. "En el Gulu Mapu se dijo: No es posible aceptar hoy que nuestros territorios sirvan de plaza de juego para magnates del primer mundo y de soporte publicitario para multinacionales petroleras y grandes fabricantes de la industria automotriz".

Y a los funcionarios ¿sólo les interesa el Mercado que somete a la Naturaleza? ¿Vendrá Terminator? ¿Carla Bruni disfrazada de soldado? ¿Alguno traerá boina?

Este espectáculo es una invención del sistema que otorgará beneficios a intereses definidos y evidentes de algunas corporaciones, pero los gobiernos responsables deben asegurar los intereses de la comunidad garantizando acciones que se basen en valores y que satisfagan las necesidades comunes. Valores.

¿Qué tipo de prosperidad traerá este apoyo de nuestros gobiernos a este desafío?

Desafío.

Esa palabra tan new age. Ese término utilizado tan empresarialmente y al que se le está lavando la rebeldía.

Según la RTVE "los argentinos y chilenos más desfavorecidos ven un poco de luz gracias a las ayudas del Dakar Solidario". Y además "una vez finalizado el Dakar, la rama más humana del mismo no se olvidará de África. A finales de marzo o principios de abril, se desplazará a Mauritania otro contingente para seguir con el proyecto iniciado en 2005; nutrir a los hospitales del país africano de unos equipos y medicamentos tan necesarios como carentes".

En el fondo son unos sentimentales, lo único que les falta es que se graben en la piel a la reina del burdel.
por AlejandroYanniello
28 de diciembre del 2008
A confesión de partes…
El senador César Gioja intentó descalificar las acusaciones contra él y su hermano José Luis que vertí en esta columna el 14 de diciembre. M. Bonasso.
Ejerciendo el derecho a réplica que este diario otorga a sus lectores, el senador (Frente para la Victoria- PJ) César Ambrosio Gioja, intentó descalificar las acusaciones contra él y su hermano José Luis Gioja, gobernador de San Juan, que vertí en esta columna el 14 de diciembre último. La respuesta del empresario minero que preside la Comisión de Minería del Senado a mi nota "El veto de la Barrick Gold", fue publicada el viernes 19 de este mismo mes y en ella propone que nos pongamos todos "a la altura de las circunstancias". Procuraremos complacerlo.

El político minero comienza aceptando uno de los primeros señalamientos que le hago en la citada contratapa: "Es cierto que, desde hace más de treinta años, tengo a mi cargo, aunque hoy no soy el responsable, una empresa que se dedica a la extracción, industria, ligazón y comercialización de bentonitas blancas". A confesión de partes, relevo de pruebas, pero igual aportaremos un dato estratégico. En Internet esa empresa figura textualmente como "Bentonitas-Santa Gema- César Gioja Cuit 20079415279". Y el senador figura como "contacto". Cuando uno llama a los teléfonos que figuran en la página se informa, como lo dije en la nota, que quien se encuentra a cargo es el señor Alejandro Gioja, hijo del senador y sobrino del gobernador de San Juan".

Ante mi pregunta sobre si es lícito o no que un empresario minero presida la Comisión de Minería, el senador Gioja ofrece dos respuestas. La primera es francamente pintoresca: admite que la empresa, a la que define como pyme, está a su nombre, "porque no tengo nada que ocultar, porque no soy un haragán, porque no vivo del verso, ni de la política…"

No lo acusé de vago ciertamente, pero en cuanto a "vivir de la política" hay motivos para discrepar: tengo ante mi vista una planilla de ANSES, de consulta por beneficio, donde consta que el primero de enero de 1996, a los cincuenta y un años de edad, el señor César Ambrosio Gioja (Cuil 20079415279) comenzó a percibir una jubilación de privilegio por valor de 5.123 pesos con 88 centavos, que mantuvo hasta agosto del 2005. En ese momento la suspendió voluntariamente. Pero no renunció al beneficio, derivado de su práctica política.

Ante el planteo ético sobre la vinculación entre la actividad privada y la función pública, se defiende de esta manera: "Es cierto que soy presidente de la Comisión de Minería, Energía y Combustible, precisamente porque conozco la problemática del sector (no pretenderá el autor que se nombre para tal función a un médico cirujano o un profesor de filosofía)".

En todo caso, la duda sobre la posible incompatibilidad de intereses entre lo público y lo privado, no es exclusividad del "autor". En un artículo publicado el 6 de mayo de 2005, en el semanario La Séptima de San Juan, que firma el señor Juan Carlos Aguirre, se formula el mismo interrogante con una respuesta categórica. En aquel momento el actual senador era jefe de asesores de su hermano el gobernador José Luis Gioja y, a la vez, dueño de Bentonitas Santa Gema S.A. Según el cronista, esta doble condición violaba los artículos 17 y 18 de la ley de ética pública provincial número 6.773.

¿Por qué razón? Porque en la página web de Bentonitas Santa Gema, se proclamaba orgullosamente que la empresa era proveedora de nuestra vieja conocida Barrick Gold (la que está detrás del famoso veto a la ley de glaciares) y la no menos poderosa Techint. Como dice el periodista de La Séptima "siendo Techint la empresa contratada para la principal obra pública de San Juan (Dique Caracoles) y que Barrick tenga el principal emprendimiento minero (Veladero, Pascua Lama), y que César Gioja sea proveedor de ellos siendo jefe de asesores de su hermano, es a todas luces y sin lugar a dudas motivo de aplicación de la ley 6773".

En su réplica, el senador Gioja dice textualmente: "Por tanto, no es cierta la afirmación irresponsable y mentirosa que sostiene el señor Bonasso sobre 'la connivencia del presidente de la Comisión del Senado con una empresa minera', a la que identifica como la Barrick Gold. Insisto, no tengo negociación ni relación alguna, más allá de un conocimiento protocolar".

No es lo que decía la página web de la empresa que reconoce como propia: "Con satisfacción decimos que somos proveedores de empresas líderes con actividades tan diversas como Unilever (jabones), Techint (construcciones civiles), Barrick Argentina (lodos de perforación)".

La página en cuestión fue retirada de la red tan pronto como la reprodujo el semanario La Séptima. En previsión del escamoteo, las imágenes fueron certificadas por el escribano Rodolfo Mó, a pedido del propietario y editor de la revista, Carlos Castro Espinosa.

En su edición del 12 de noviembre de 2005 la revista "Noticias" edita una nota de Castro Espinosa donde afirma lo siguiente: "Cuando publicamos en el semanario La Séptima la relación de su hermano César (Gioja) con la empresa minera Barrick y Techint, la respuesta fue una carta documento de César Gioja, patrocinado por un abogado de la mismísima minera Barrick. Esto describe el nivel de impunidad que tienen".

Como vemos se trata de datos concretos, precisos, verificables. Nada más alejado de los "ladridos de bajo tono que encubren mezquindades muy particulares" que me endilga la irritada prosa del senador-minero.

Amparándose en el veto presidencial a la ley de glaciares, que he leído atentamente, el senador Gioja afirma que su provincia no permitirá que se destruyan los glaciares y que "tiene montado un importante operativo de control de la actividad minera, que se basa en el cumplimiento de la legislación nacional y de las disposiciones provinciales y municipales que regulan el tema".

Hay otros documentos que ponen en duda su aseveración. Por ejemplo la nota que el dirigente bloquista Raúl Montero, vocal del Instituto de Exploraciones y Explotaciones Mineras (IPEEM) dirigió en el 2005 al Tribunal de Cuentas de la provincia de San Juan, solicitando que se investigue "si la falta de controles en las actividades de explotación minera en el Proyecto Veladero, produciría algún perjuicio a la Provincia en general y en particular al IPEEM".

En el veto presidencial se sostiene que la ley vetada "no pondera que cada actividad en ejecución en las provincias involucradas pasa por las evaluaciones y autorizaciones ambientales pertinentes previo a entrar en ejecución y es objeto de monitoreo constante por parte de las autoridades ambientales provinciales".

No es lo que se desprende de la denuncia citada. No es lo que piensan las asambleas populares, ni las organizaciones ambientalistas que defienden el agua por encima del oro. Ayer sostuve que éste era el veto de la Barrick Gold, hoy lo estoy probando.
Fuente: www.criticadigital.com
No podemos desearte felicidades
Este no es un saludo de fin de año ni de próspero año nuevo. Así y todo te pedimos que leas hasta el final.
Está dedicado a todos nosotros, los seres comunes, los que aún podemos vencer la inercia del egoísmo y dejar de buscar la pequeña y efímera felicidad. A cambio podemos ser partícipes en la construcción de un nuevo pensamiento en beneficio de todos y propender a una vida en armonía. No está dirigido a los ambiciosos, avaros, poderosos, que quieren todo para si. Su propia felicidad está basada en la posesión de bienes materiales que consiguen a cambio del dolor y sometimiento de la mayoría, esos están perdidos.
Hay una dolorosa verdad que lucha por aflorar, hacerse visible y muchos, pero muchos son los que deberíamos ver, saber y actuar para la transformación.
Miremos...
Miremos a los ojos a los niños hacinados en las villas producto de esta terrible fábrica de pobres llamada Latinoamérica.
Miremos a los ojos a los niños bandera, fumigados con venenos en los campos con transgénicos.
Miremos a los ojos a nuestros pueblos originarios desplazados de sus tierras ancestrales por no tener papeles que acrediten una posesión que ejercieron por miles de años.
Miremos a la cara a quienes vivían del bosque, ahora destruido por el avance de los monocultivos secantes.
Miremos a los niños enfermos irreversiblemente por tóxicos de los postes de PCB, de los polos petroquímicos, de los ingenios, de las fábricas contaminantes.
Miremos a los ojos a las madres de los niños muertos por contaminación.
Miremos a los ojos a los niños del plomo de Perú, de Jujuy, o del barrio de La Boca.
Miremos a los ojos a los niños de Catamarca y San Juan que se quedaron sin agua potable por la maldita megaminería.
Miremos los ojos de los expulsados de las tierras por la minería química, a los hijos de quienes contrajeron cáncer por los tóxicos del lixiviado o de quienes son amenazados porque luchan contra el método perverso megaminero.
Miremos los ojos de los niños malformados por la contaminación radiactiva de las minas de uranio y de los derrames mineros de mercurio.
Miremos a los ojos a los desplazados de sus tierras inundadas para proyectos hidroeléctricos que abastecen a las megaempresas saqueantes.
A los niños cartoneros, a los desnutridos, a los niños sin hogar.
Miremos a los ojos a todos los niños y expliquemos porque se destruyen los glaciares.
Miremos los ojos de los peones de campo, de pequeños productores despojados de su derecho al trabajo digno, que migran a los asentamientos ciudadanos, condenados a la miseria por los monocultivos.
Miremos a los niños que, privados de su niñez, pasan droga.
Miremos a los ojos de nuestros hijos, nietos, sobrinos…
Miremos las tierras yermas, el agua muerta.
Y luego, tengamos el valor de querer cambiar. No cambiar a los otros, aquellos que tienen el corazón duro de codicia. Tengamos la valentía de querer cambiarnos a nosotros, de reconstruir la solidaridad constante y dignificarnos como hermanos. Es hora de expresar nuestro repudio y total rechazo a este sistema destructivo de la Vida. Es hora del pequeño y gran cambio personal, de vencer la indiferencia ante el padecimiento de la naturaleza y los damnificados. Es hora de ser valientes, aceptar nuestra responsabilidad y trabajar juntos por un planeta en equilibrio.

Conciencia Solidaria
ONG Interprovincial

1 comentario:

felipe dijo...

Para denuncias sobre: Tráfico de Flora y Fauna, Contaminación y Daño Ambiental, etc., póngase en contacto con la Gendarmería Nacional Argentina - GNA, desde cualquier lugar de la República Argentina al teléfono gratuito y confidencial: 0800 888 8804, habilitado las 24 horas, los 365 días del año.

Acabo de hacer una denuncia a este número. Sería deseable que multipliquemos nuestro repudio y también presentemos denuncias ante los organismos correspondientes, si no es para frenar esta competencia en el 2009, logremos evitarla para el 2010.